En estructuras metálicas, los pliegues pueden referirse a varias técnicas de conformado y manipulación de metal para crear componentes estructurales. Aquí hay algunos tipos comunes de pliegues utilizados en estructuras metálicas:

  1. Pliegues en ángulo recto: Son pliegues simples que se realizan en un ángulo de 90 grados, comúnmente utilizados para reforzar las esquinas de las estructuras metálicas y proporcionar estabilidad.
  2. Pliegues en ángulo agudo: Estos pliegues se realizan en un ángulo menor de 90 grados y se utilizan para crear formas más complejas y para unir componentes metálicos de manera segura.
  3. Pliegues en ángulo obtuso: Son pliegues que se realizan en un ángulo mayor de 90 grados y se utilizan para formar conexiones en estructuras metálicas que requieren un ángulo más abierto.
  4. Pliegues curvos: Estos pliegues implican la manipulación del metal para formar curvas suaves o complejas, proporcionando resistencia y estética a la estructura.
  5. Pliegues de refuerzo: Se realizan para aumentar la resistencia y la rigidez de ciertas áreas de la estructura, especialmente en puntos de carga o estrés.
  6. Pliegues de conexión: Son pliegues diseñados específicamente para unir diferentes partes de la estructura metálica, proporcionando una conexión segura y estable entre ellas.
  7. Pliegues para paneles metálicos: Utilizados en la fabricación de paneles metálicos, estos pliegues se realizan para crear rigidez y facilitar la instalación y el montaje de los paneles.

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de pliegues utilizados en estructuras metálicas, y la elección del tipo de pliegue dependerá de los requisitos específicos de diseño y las aplicaciones de la estructura en cuestión.