El proceso para fabricar una estructura metálica generalmente sigue varios pasos que van desde el diseño inicial hasta la instalación final. Aquí hay un resumen de los pasos comunes en el proceso de fabricación de una estructura metálica:

  1. Diseño y planificación: Este es el primer paso crucial en el proceso. Se realiza un diseño detallado de la estructura metálica, teniendo en cuenta los requisitos del cliente, las cargas estructurales, el entorno del sitio y los códigos de construcción locales. Se utilizan software de diseño asistido por computadora (CAD) y modelado de información de construcción (BIM) para crear los planos y modelos tridimensionales.
  2. Fabricación de componentes: Una vez finalizado el diseño, se procede a la fabricación de los componentes de la estructura metálica. Esto implica cortar, perforar, doblar y soldar los perfiles de acero según las especificaciones del diseño. Los componentes pueden fabricarse en una fábrica o en talleres de fabricación especializados.
  3. Preparación del sitio: Mientras se fabrican los componentes, se prepara el sitio de construcción. Esto puede incluir la nivelación del terreno, la instalación de cimientos o bases, y la preparación de las conexiones con otras estructuras existentes, si las hay.
  4. Transporte y montaje: Una vez que los componentes están listos, se transportan al sitio de construcción y se ensamblan para formar la estructura. Esto puede implicar el uso de grúas u otras maquinarias pesadas para levantar y posicionar los componentes en su lugar. Los métodos de montaje pueden variar dependiendo del tipo y tamaño de la estructura.
  5. Unión y fijación: Después de que los componentes se han ensamblado, se procede a unir y fijar todas las conexiones de forma segura. Esto puede incluir soldadura, atornillado, remachado u otros métodos de fijación según las especificaciones del diseño y las normativas de construcción.
  6. Acabado y protección: Una vez que la estructura está montada, se pueden realizar acabados adicionales, como pintura o recubrimientos protectores, para mejorar la estética y proteger contra la corrosión y el desgaste. También se pueden instalar elementos adicionales, como sistemas de techado, revestimientos exteriores, etc.
  7. Inspección y pruebas: Antes de completar el proyecto, se lleva a cabo una inspección final para verificar que la estructura cumpla con todos los requisitos de diseño y construcción. También pueden realizarse pruebas de carga para garantizar la seguridad y la integridad estructural de la construcción.
  8. Entrega y puesta en servicio: Una vez completada y aprobada la estructura, se entrega al cliente y se pone en servicio según lo planeado. Esto puede incluir la instalación de servicios adicionales, como electricidad, fontanería, sistemas de climatización, etc., según sea necesario.

Este proceso puede variar en función del tamaño y la complejidad de la estructura, así como de los requisitos específicos del proyecto. Es fundamental seguir todas las normativas y prácticas de seguridad relevantes durante todo el proceso de fabricación e instalación.

Si necesitas fabricar una estructura metálica contacta con Arganpinch, pondremos a tu disposición todos nuestros recursos para asesorarte y fabricar la estructura metálica que mejor se adapte a su caso.