La pintura en polvo es una técnica de acabado que se utiliza ampliamente para recubrir objetos metálicos y algunos plásticos, como electrodomésticos, muebles metálicos, automóviles, entre otros. El proceso de pintar con pintura en polvo, también conocido como recubrimiento en polvo o «powder coating», consiste en aplicar un polvo seco que luego se funde y cura en el objeto, formando un revestimiento uniforme, duradero y resistente. A continuación, se describen los pasos del proceso:

Preparación de la superficie: Antes de aplicar la pintura en polvo, la superficie del objeto debe limpiarse a fondo para eliminar cualquier residuo, grasa, óxido o suciedad. Dependiendo del material, se puede utilizar un tratamiento químico o mecánico, como el arenado o el lavado con solventes.

Aplicación de la pintura en polvo: El polvo se aplica sobre la superficie del objeto utilizando una pistola especial de recubrimiento en polvo. Esta pistola utiliza electricidad para cargar electrostáticamente las partículas de polvo, que luego se adhieren a la superficie del objeto, creando una capa uniforme.

Cocción en horno: Una vez que el polvo ha sido aplicado, el objeto se introduce en un horno donde se calienta a una temperatura específica (normalmente entre 160 y 200 grados Celsius) durante un tiempo determinado. El calor hace que el polvo se derrita y se fusione, formando una capa uniforme y adherente sobre la superficie.

Enfriamiento: Después de la cocción, el objeto se deja enfriar para que la pintura se endurezca y alcance sus propiedades finales de resistencia y durabilidad.

Revisión y acabado final: Una vez que el objeto se ha enfriado, se revisa para asegurarse de que la pintura en polvo se ha aplicado de manera uniforme y sin imperfecciones. Si es necesario, se pueden realizar retoques finales.

El proceso de pintar con pintura en polvo ofrece varias ventajas, como un acabado uniforme y suave, una mayor resistencia a los impactos y a la corrosión, así como una amplia variedad de colores y acabados. Además, es una técnica más amigable con el medio ambiente que los métodos de pintura líquida, ya que no utiliza disolventes y produce menos desechos.

En Arganpinch somo expertos en pintura en polvo, estamos a tu disposición para cualquier trabajo que necesites de estas características.