La fuerte subida de precios de las materias primas, amenaza el abastecimiento de la industria y el despegue de la economía.

Parece que las crisis del COVID queda atrás y antes de que la economía comience a recuperarse, ya aparecen las primeras incertidumbres.

  • El fuerte incremento de la demanda.
  • El incremento del precio del petróleo que hace que los costes de distribución de las materias primas aumenten
  • El acaparamiento de materias primas que China ha realizado con fines proteccionistas. Anticipándose al resto del mundo puesto que fue el primer país en superar la crisis del COVID
  • El acaparamiento de materias primas que grandes inversores han realizado, viendo la posibilidad de obtener grandes rentabilidades.

Son algunas de las causas por las que la oferta no puede atender la demanda creciente.

Metales como el cobre, el acero inoxidable o el latón han sufrido incrementos de hasta el 30% en los últimos 12 meses alcanzando el precio más alto de su historia

La des-carbonización de las economías con el auge de las energías renovables, ejercen presión sobre metales como el litio, níquel o el cobre que son muy utilizados en la fabricación de infraestructuras verdes y vehículos eléctricos.

Esta situación afecta de forma desigual a la industria, haciéndose más crítica en empresas con pequeños stocks de aprovisionamiento que tendrán más dificultados para reaprovisionarse.

Muchos contratos, se perderán o dejarán de ejecutarse por el sobrecoste inasumible o por la demora en los plazos de ejecución ante la falta de abastecimiento.

Esta situación afectará directamente a la inflación, ya hemos podido comprobar como la inflación en el mes de mayo pasado se situó en el 2,7%.

Y muy pronto el incremento de precios acabará llegando al consumidor final.

En el ámbito del sector público, leyes como la de desindexación ,  afectan muy directamente a las empresas que no pueden revisar sus contratos públicos al alza por una variación de los costes de las materias primas.

En el ámbito privado es importante la existencia o no de cláusulas de revisión de precios para la viabilidad económica del proyecto.